Esta vivienda fue adquirida con idea de reformarla y conseguir la mayor rentabilidad posible con su venta.

El inmueble original, una casita pequeña, de principios del siglo XX totalmente abandonada, tenía un gran potencial para convertirse en un espacio moderno, lleno de luz y hogareño. Y así ha sido, utilizando materiales actuales y sacando el máximo provecho del volumen preexistente se ha conseguido explotar todo el potencial y cubrir el objetivo principal por el que se compró la finca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad